Volveremos a disfrutar de las canoas

Kayak: Canoas a la luz de la luna llena, de la mano de nuestro estimado monitor Pablo Delgado.

Ki ak en su nacimiento, kayak en su evolución. Fueron los esquimales de Groenlandia los primeros en usar esta palabra: barco del hombre. Originalmente construidas con pieles y madera, troncos de árboles vacíos e incluso plantas secas, ahora podemos encontrarlas de fibra de vidrio, hinchables y de algunas aleaciones plásticas. Para desplazarse, para pescar, para comerciar e incluso para la guerra han servido estas embarcaciones.

Ahora nos encontramos en el pantano de Bornos. Siendo ésta una población de unos 8000 habitantes, perteneciente a la “Sierra de Cádiz” y cuyos restos se remontan al paleolítico inferior. Ha permanecido “cristiana” desde que Alfonso X el Sabio se la arrebató a los árabes en el siglo XIII. Su pantano es una enorme masa de agua de unas 2.341 ha cuyo afluente es el Guadalete. Tiene una presa y los usos de ésta y del pantano son de proveer electricidad, proporcionar agua de riego y divertimento a los bornichos.

Verano… Tras un caluroso día en la sierra, cuando el sol comienza a caer es cuando comenzamos a salir de nuestras casas. Se va acercando la hora de la actividad. Suele estar programada sobre las 21-22 horas y tiene una duración aproximada de dos horas (a veces 3).

Reunidos ya con los clientes en el mismísimo pantano, comenzamos a arrimar al agua el material ya preparado: kayaks, palas dobles, chalecos…

La actividad procede cayendo la noche, con las últimas luces del día. Con todo lo que ello implica para el ser humano. El día representa la actividad, el movimiento, el hacer, la energía masculina. La noche representa el encuentro con lo interno, la calma, lo espiritual, la observación, la energía femenina. El agua en el mundo onírico representa la fluidez y los sentimientos. Un agua clara nos hablará de sentimientos claros y acordes mientras que un agua turbia hará referencia al desorden y poco discernimiento de éstos. Siendo el agua el medio por el que nos desplazaremos y representando los sentimientos, estando la noche y la gran luna llena presente… id atando cabos.

Es una actividad lúdica dirigida a un público bastante amplio, que requiere poco esfuerzo físico y que tiene varias partes (decir ya que las fotos durante la noche no hacen justicia a lo que percibimos en persona). Explicado el sencillo funcionamiento del remar, la embarcación y todos ya en sus kayaks, procedemos a adentrarnos en el pantano dirección a la presa, a la noche, a la bóveda estrellada, a la luna… a nosotros. A veces se hace con música (grandes éxitos de ayer y hoy), a veces alguien lleva un tambor o un instrumento nativo, en silencio cada uno a lo suyo o todos en lo de todos; he encontrado grupos de todo tipo. Hay risas por la descoordinación, por la inexperiencia con los remos. Somos niños aún. El viaje avanza y el sol se va perdiendo por nuestra derecha; aparecen las primeras estrellas. Ya nuestras luces no son necesarias y pasamos de ser partícipes de nuestra actividad (vida), a ser observadores de algo mucho más grande que nosotros. La noche cae sobre nosotros y Júpiter, Saturno, Lyra, Vega, las osas vienen a nuestro encuentro. Perseidas tempranas y tardías, estrellas fugaces solitarias, satélites, también asoman.

El agua pasa de estar fría a estar tibia.  Palada tras palada la proa del ki ak va abriendo el agua y llegados al  punto de profundidad deseado en el pantano (sorpresa), procedemos a (sorpresa) y descansar un poco. Fruto de la actividad física reciente, el descanso es merecido. Es momento de algo de picar, de beber, risas y contar las experiencias más frescas sobre la actividad: me arden los brazos (se rema con la espalda), al principio solo dábamos vueltas y vueltas (fruto de la descoordinación entre los dos tripulantes de la embarcación), me he dado cuenta de que he estado metiendo la pala del revés todo el tiempo (se introduce en el agua con el lado convexo en la parte “delantera” de la pala para realizar un mayor empuje hacia delante, tal y como se coloca la mano en todos los estilos de natación)… y se va haciendo el silencio. Los primeros avistamientos, los primeros “bualaaaa mira esa!”, “¿Has visto esa?”, “¡Mira mira mira!” son emocionantes. Se dan momentos de individualidad y de colectivo. Eres un individuo que forma “parte” de “algo”.

Tras un periodo tranquilo de silencio, observación y pausa, aparece la gran coestrella de la actividad: la Luna llena. Hará sombra a casi todas las estrellas que antes parpadeaban ante nosotros y nos acompañará con su luz durante la vuelta. Ahora navegando somos otros: remamos mucho más eficazmente, nos cuesta menos desplazarnos. Si para ir tardamos 45 minutos largos, a la vuelta tardamos 25 escasos. Hay coordinación, silencio, disfrute… vamos saliendo del recogimiento y el abrigo proporcionado por el pantano y, de repente, cuando menos lo esperamos, se acaban las montañas y colinas a nuestra derecha y damos de lleno con la majestuosidad del enorme pantano, la Luna llena y el cielo abierto.

Ella baila para nosotros, sola y, aún sola, lo llena todo. Le damos la espalda y llegamos al punto de partida. Desembarcamos, esperamos al grupo completo. Subimos las embarcaciones, nos despojamos de nuestros chalecos, recogemos nuestras cosas, compartimos experiencias y nos damos las gracias.

El trato con las demás personas, con la naturaleza, con el deporte (en relación a nuestro cuerpo) es siempre enriquecedor. Y me permito el lujo de usar la palabra “siempre”, pues no ha habido una sola vez que no haya aprendido algo nuevo, compartido o recibido algún regalo. Si bien la propia actividad es puramente física, el contexto es mágico. Remar puedes remar en cualquier sitio, pues únicamente te hacen falta unos remos, una embarcación, agua y tú; esto sólo lo vas a vivir aquí. Ha sido un placer compartir mi experiencia y mi Ser contigo. Yo soy Pablo, monitor de Horizon Aventura y os espero en las noches de verano con luna, junto al agua, al atardecer. Gracias.

Pablo Delgado Rodríguez.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s