Confinados? Como no podemos hacerlo… te lo contamos

En la tercera entrada os hablaré del sendero que discurre por la sierra del Endrinal.

Sierra del Endrinal. Senderismo.

Esta Sierra ofrece bastantes rutas, que nos permite adaptar el itinerario al nivel de cada grupo. La versión que solemos hacer con mayor frecuencia es Grazalema-Llano del Endrinal-Puerto de las Presillas-Puerto del Boyar-Grazalema.

El punto de encuentro para reunir al grupo es en el parking del camping Tajo Rodillo, en la parte más alta de Grazalema, a los pies del Peñón Grande, es también el lugar de inicio de la ruta. Normalmente sobre las 9:00 ó 10:00 horas, dependiendo de donde vengan los participantes.                                                                        

Nos preparamos, importante llevar agua, buen calzado y ropa acorde con la época del año en la que estemos. Para empezar, junto al cartel de la agencia de medio ambiente, explico dónde nos encontramos, figuras de protección de la zona y una descripción de la ruta que vamos a realizar.

Empezamos a subir por la vereda, acompañados por la alambrada del camping y en pocos metros nos encontramos una cancelita con un cartel que nos avisa de que la dejemos cerrada por la presencia de ganado.

Más arriba a la derecha del camino nos encontramos una “Era”, sitio donde se extraía el grano de la espiga, normalmente del trigo, a esta acción se le llama “trillar”, le cuento al grupo como se hacía con ayuda de animales y en días de viento.

Resultado de imagen de sendero era llanos endrinal Seguimos subiendo por el pinar, haciendo alguna parada para contemplar las paredes del Peñón grande donde se hace escalada clásica y es común observar a algunos escaladores realizándola.                                                                    Llegamos al puerto, por delante ya empezamos a ver, abajo el llano del Endrinal, cubierto gran parte de él por pinos, y al frente la gran vaguada por la que deberemos subir, que forma el cordel de los picos Simancón y Reloj a la izquierda y el largo espolón sur-oeste del Peñón Grande.                                                                               Bajamos al llano del Endrinal, en esta época empiezan a florecer algunas platas y podemos ver lirios en cantidad, el Jacinto estrellado, el gamón o varita de San José, etc… Aprovecho para contar la curiosa historia en torno a esta última planta, el gamón, que usado de determinada forma emite un sonido muy parecido al tiro de un arma de fuego y que en tiempos de la guerra de la independencia repelieron algún ataque del ejército francés, haciéndoles creer que los locales tenían gran cantidad de armas… remato mi intervención comentando que son nuestras “armas de destrucción masiva”, no hacen daño y son ecológicas. En Ubrique todos los años el 3 de mayo (o sábado más cercano a esta fecha) para celebrar el día de la Cruz, la gente reproduce esta costumbre, “la crujía de gamones” Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.

Llegamos a los llanos y vemos unos corrales utilizados para el ganado que seguramente ya hemos visto por el camino, sobre todo vacuno de raza retinta, un abrevadero y un pozo para llenarlo. Pasamos a un segundo llano más pequeño y abierto, vemos que a nuestra izquierda parte una vereda, es la que se tomaría si quisiéramos subir a los picos del Simancón y Reloj.

Volviendo al ganado comentar que en esta sierra hay bastante y en sus desplazamientos van creando lo que parecen veredas, esto puede confundir al senderista en determinados momentos, no en vano, este triángulo entre Grazalema, Villaluenga del Rosario y Benaocaz es una de las zonas donde se pierde o desorienta más gente, teniendo que ser socorridos por nuestro estimable y eficaz Grupo de Rescate en Montaña con base en Ubrique (Bomberos). Seguimos de frente para subir por la vaguada. Voy con atención para encontrar y mostrar al grupo alguna de las más de 30 especies de orquídea que se pueden observar en nuestro parque, y mirando alrededor para ver si hay alguna cabra montés, ya que es una zona bastante frecuentada por ellas.                                                                              Cuando estamos llegando al final de la vaguada podemos encontrar un par de neveros donde explico cómo se fabricaba hielo antiguamente. Llegamos al puerto de las Presillas. En el cruce de la vereda, miramos a la derecha y vemos una larga pared de piedra con una cancela, podríamos tomar ese camino si quisiéramos ir a Benaocaz por la casa del Dornajo (en ruinas). Nuestro camino es hacia la izquierda, donde ya vemos asomar la crestería de la sierra del Pinar.

  Se va abriendo ante nosotros el paisaje cada vez más, hasta llegar a una repentina bajada, que nos dejará en el puerto del Boyar. En este tramo podremos ver una curiosa calera, lugar donde se extraía la cal de la piedra caliza por la que está formada esta sierra, para encalar las casas de nuestros pueblos blancos. Hay que tener cuidado en esta parte por lo resbaladizo del terreno, cruzamos algunas correntías, con agua en esta época, que son el nacimiento del río Guadalete, el más importante de la provincia de Cádiz.

  En el puerto del Boyar pararemos un momento para disfrutar de las magníficas vistas que nos ofrece, para hacer la bajada por el cómodo sendero de los Charcones que discurre paralelo al joven río Guadalete. Casi sin darnos cuenta llegamos a la carretera y unos metros más abajo al lugar del que partimos.

Pedro Pablo Gómez Hinojos

http://www.horizonaventura.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s